Gato Ragdoll

El gato ragdoll llega a ser un gato gigante, aunque su desarrollo es muy lento y tiene excesiva tolerancia al dolor, incluso se le puede operar sin anestesia. La raza la desarrolló Ann Baker en Riverside, Estados Unidos. Surgió de la cruza entre dos gatos que recogió: uno que había perdido un ojo y una gata blanca de ojos azules. La señora Baker es la única que vende estos gatos, con la prevención de venderlos esterilizados, ya que teme que se les utilice como objeto de experimentación. El ragdoll se parece físicamente al gato de Birmania, pero no hay parentesco con él porque sus padres eran gatos europeos domésticos. La cabeza es redonda con perfil de birmano y más grande en los machos que en las hembras, es amplia entre los ojos y las orejas, y tienen stop. La nariz es mediana con las fosas nasales bajas. Posee maxilares fuertes. Los ojos son azules y el párpado presenta un pequeño doblez hacia arriba en los extremos. Las orejas medianas se tornan ligeramente hacia adelante. Son grandes, llegan a medir 85 centímetros de largo y 38 de alto. Los miembros son largos y fuertes, los posteriores son más largos que los anteriores. Los pies redondos presentan manchas blancas llamadas guantes en los anteriores y botas cortas en los posteriores. La cola es larga y con plumas. Esta raza llega a su desarrollo total hasta los tres años de edad. Un dato curioso es que los cachorros nacen casi blancos, pero en cada muda de pelo se van volviendo más oscuros, principalmente de las orejas, la cara, los pies y la cola. Los colores son punto foca y punto lila con presencia de puntos oscuros como máscara, en las orejas y miembros excepto los guantes y las botas. Es muy amigable y juguetón, no se impresiona por cualquier persona y no teme enfrentarse a cualquier cosa, además carece de instinto de preservación. Es un gato que aprende muy rápido y jamás debes golpearlo,basta con hablarle fuerte cuando esté realizando una acción indeseable. Tienden a imitar conductas, no sólo de su dueño, sino también de sus compañeros dentro de la casa. Tienen un sueño muy profundo y no hace caso de los ruidos por extraños que sean. Como ya se mencionó esta raza no demuestra signos de dolor o apatía, esto es un problema para los veterinarios, ya que sin demostrar signos clínicos de alguna enfermedad, es muy difícil tratarlos y encontrar la causa del malestar.
 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.