Gato Himalayo

El nombre de esta raza proviene del gran parecido que presenta su patrón de color con el encontrado en el conejo Himalayo. Esta raza es el resultado de un cruce de gato siamés con persa. Por ello, el Himalayo es un gato coloreado como el siamés, pero que tiene los rasgos característicos de la raza Persa. Esta combinación de rasgos le da un aspecto de real elegancia. Podríamos confundirlo fácilmente con el Siamés de pelo largo, ya que posee la misma coloración en su manto, pero en realidad es una subraza del Persa, heredando de éste todas sus características, como su musculoso cuerpo y su atractivo pelaje. A diferencia de muchas otras razas que han evolucionado sin más ayuda que la que otorga la propia naturaleza, el Himalayo es el resultado de un cruce ideado por el hombre para crear un gato que hoy en día cuenta con una particular combinación de atributos físicos y de personalidad. La existencia de este asombroso felino es fruto de muchos años de estudios y grandes esfuerzos realizados por dos investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, los doctores Clyde Keeler y Virginia Cobb. Ambos intervinieron en el cruce de un Persa y un Siamés, aunque algunas hipótesis incluyen también al Birmano. Es así como en 1935 nace su primera descendencia. Sin embargo, otras fuentes hablan de un cruce realizado por un especialista genético sueco en 1924. De esta hipótesis sobre la aparición del Himalayo se cuenta con poca documentación como para ser reafirmada. La perfecta combinación de los aspectos heredados de aquellas razas que le dieron su origen, dotan a este felino doméstico de una fina elegancia. Del Persa ha adquirido la gran mayoría de ellos: su cabeza redonda y ancha con mejillas prominentes, la nariz chata y corta, sus orejas pequeñas -redondeadas en las puntas y con pequeños mechones-, sus patas cortas y gruesas, y una cola espesa y de poca longitud. Por su parte, el Siamés dota a esta singular raza del azul intenso de sus ojos, grandes, redondos y brillantes, y, en conjunto, de un cuerpo, de talla media, musculoso y macizo. Otra herencia del Persa es su pelo, denso, brillante y largo, que abunda en el cuello formando un collar; pero el color de su manto se lo debe al Siamés, ya que presenta sus manchas de tonalidades más oscuras en la cara, cola, orejas y patas. Las variedades de sus puntos de color, es decir, las tonalidades que presenta en su cara, cola, orejas y patas, pueden ser marrón foca, azul (gris azulado), rojo, lila (gris rojizo), chocolate y escama de tortuga. El color de su cuerpo va del blanco al crema pálido, pasando por un azul muy tenue. Los colores sólidos como el chocolate o lila son llamados ‘kashmir’ o ‘cachemir’. Fuente:www.misanimales.com/mascotas/gatos/razas/?pagina=mascotas_gatos_razas_013_013
 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.