Ballena azul

En algunos ejemplares se han encontrado longitudes de 33 metros (110 pies) y pesos de 190 toneladas, con tamaños ligeramente superiores en las hembras que en los machos. Estos ejemplares de gran tamaño, observados en los años 1930, no han sobrevivido a la caza del hombre. En la actualidad los ejemplares supervivientes alcanzan tamaños más reducidos, de unos 25 metros.

A finales de 2005, una de las áreas con mayor población de ballenas azules era la zona en torno a las Islas del Atlántico Sur.

 

   La ballena azul se alimenta de krill, pequeño organismo planctónico semejante al camarón y algunos peces pequeños, para ello poseen varios cientos de placas córneas, hechas de ballina o baleen que se denominan "barbas de ballena", a través de las cuales filtran el agua del mar y obtienen su alimento que queda atrapado entre estas barbas.

La subespecie que puede encontrarse en las costas canarias y peninsulares ibéricas es la Balaenoptera musculus musculus. Es fácil confundirla con otra ballena, el rorcual común, de dimensiones y morfología parecida, pero de un color de piel gris oscuro o negro.

Las ballenas son mamíferos con un organismo adaptado a la vida marina. Son vivíparas, amamantan a sus crías, de sangre caliente, y con la necesidad de respirar aire, aunque pueden permanecer debajo del agua hasta unos 40 minutos. Cuando respiran, su aliento sale por la nariz, ubicada en la parte superior de la cabeza formando una especie de chorro hacia arriba. Su cuerpo es alargado con una cola cuyas aletas adoptan una posición horizontal (a diferencia de los peces). Su cabeza es ancha y aplanada, con una enorme boca provista de barbas. Sus barbas tienen como función filtrar el alimento, dejando pasar el agua y reteniendo sólo el alimento. Los mysticetos presentan en la boca, en vez de dientes, pliegues córneos denominados barbas o ballenas.

Tiene cría cada dos años y se amamanta unos seis meses, y busca para esto las zonas templadas. Tiene una sola cría, en algún caso excepcional, dos. Su longitud es de unos siete metros al nacer. Se consideran adultos a los 4 o 5 años. Viven en grupos, en zonas frías, y en los inviernos buscan aguas más templadas. Se alimentan de pequeños peces y de organismos del plancton. Son de gran tamaño, y es uno de los más grandes animales del planeta.

 

   La ballena franca austral mide entre 12 y 16 mts. Es lenta, llega a pesar unas 50 toneladas; descansa inmóvil en superficie. Se acerca a la costa. Está dentro del grupo de los mysticetos o cetáceos con barbas, no presenta aleta dorsal, tiene un cuerpo robusto y su cabeza está cubierta con callosidades de color blanco, las cuales pueden estar habitadas por pequeños crustáceos. Son solitarias, como la mayoría de las ballenas que conforman su familia y se las pueden ver entre el otoño y la primavera en Península Valdés (Provincia de Chubut, Argentina), donde llegan para aparearse y criar a sus cachorros. (Llegan allí unos 600 individuos de Ballenas Francas de los 4.000 que se considera que existen).
La ballena franca austral fue declarada Monumento Natural por Ley 23.094, y su actual población, distribuida en todos los mares del hemisferio sur de aguas templadas y subantárticas no supera los 4 mil individuos.

Esta ballena tiene una cría cada tres años, siendo la edad de primera madurez entre 7 y 17 años. Las hembras alcanzan a los 13 metros de longitud su madurez sexual, siendo ésta menor para los machos. Los ballenatos al nacer miden alrededor de 5 metros, y su peso es de aproximadamente 3 toneladas. La gestación dura 12 meses y el ballenato es amamantado durante dos años.

 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.