Águila calzada (Hieraetus pennatus)

Su envergadura alar es de unos 120 cm. Tiene una parte de coloración pardo oscura monocolor y otra de coloración terrosa clara. Su vientre es casi blanco, y las puntas de las alas son negras. Tiene manchas claras en el dorso.

Su vuelo es algo oscilante, recordando al vuelo de los milanos. Se pasa casi todo el día volando, nada más que se levanta el viento, planeando a bastante altura.

Sus pies poderosos y amplios, dotados de fuertes garras, acreditan al águila calzada como auténtica águila, con la característica especial de sus calzas, que le dan el nombre. Habita en campiñas con bosques, campos y monte bajo.

En septiembre u octubre, estas aves abandonan su territorio de cría, trasladándose a las sabanas de África.

 

En mayo, durante la época de celo, deja oír su fina y aguda voz sobre el territorio de cría (fuera de esta época estas aves no suelen gritar). Aparte, el macho demuestra su agilidad en vuelos acrobáticos.

Las águilas calzadas incuban en los árboles, ponen dos huevos a finales de abril o a principios de mayo, los incuban unos 30 días, pudendo el macho sustituir a la hembra en esta misión durante breves intervalos.

A pesar de poner sólo dos huevos, raramente llegan los dos pequeños a la edad adulta.

Con unos 35 días el pequeño empieza con sus intentonas de vuelo. Su plumaje es completo a los 45 días. Vuela ya a los 55, generalmente a finales de agosto.

 
 
 
Comentarios Facebook
 
 
 
 
 
 
 
 


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.